• ANÁLISIS CLÍNICO: El látex de la planta no es tóxica en concentración máxima recomendable (40 gotas por litro de agua) esta información se sustenta con los estudios sobre toxicidad de DL50 (dosis letal media) del látex de la planta, realizados en el Instituto de Genética y Bioquímica UFU en Brasil y en el Laboratorio de Farmacología y Toxicología del Instituto de Medicina Tradicional — IMET- ES SALUD, Iquitos; en ambos estudios arroja un nivel de toxicidad no relevante, es decir no es tóxica, es asimilable por el organismo Humano. Del mismo modo los análisis microbiológicos realizados en los laboratorios de la municipalidad de Lima Metropolitana, en Perú, califican de calidad sanitaria e inocuidad.

Resultados de la investigación

  • ANÁLISIS FARMACOLÓGICO: Las partes utilizables de la planta para la elaboración de los productos derivados son: El Látex, las hojas, la corteza y la raíz, produciéndose agua medicinal y capsulas para tratamiento interno y pomada para tratamiento externo, no observándose efectos colaterales, aún administrándose sin ninguna contraindicación, en el caso de la solución acuosa. Comprobándose en la práctica clínica que estos productos son de calidad sanitaria y confiable.
  • ANÁLISIS TERAPÉUTICO: La administración de los productos derivados del  Sinadenium, se hace con diagnóstico médico o sin diagnóstico; la automedicación no tiene ningún riesgo; se recomienda la evaluación del enfermo, después de 30 días de tratamiento. En caso de los hipertensos, se recomienda la dosis mínima de (3 gotas x litro) solo por 8 días, luego se continua con dosis de mayor concentración (5, 10,15, o 20 gotas por litro), si el cuadro patológico es leve, poco grave, crónico o terminal respectivamente.
  • La práctica terapéutica con el Synadeniumdurante más de 10 años nos arroja la estadística siguiente:

–       5,500 casos de infecciones agudas y sub agudas internas.

–       8,200 casos de afecciones externas (micosis, hongos, vitíligo, úlceras, edemas, etc.)

–       1,300 casos crónicos.

–       75 casos terminales (desahuciados).