Cuando está en etapa inicial y hay presencia de ganglios y granulaciones pequeños internos en una de las mamas o en ambas, la terapia no es rigurosa, es decir la administración de la solución o de las cápsulas es en dosis normales, como en los casos de infecciones agudas o sub-agudas, pero diferenciándose en el tiempo, siendo en este caso, un tratamiento de 60 días, periodo en que la paciente debe estar rehabilitada. Cuando el cáncer de mamas entra en una etapa más severa y hay presencia de tumoraciones, Cáncer de mamasla administración del medicamento es en dosis más altas, tanto de la solución como de las cápsulas; en este caso el tratamiento es de 120 días con una dieta alimenticia muy especial, en este tiempo la paciente debe estar recuperada, siendo necesario reforzar su tratamiento por 60 días más, pero con dosis más bajas. Si en esta etapa la paciente ya recibe quimioterapia programada, es posible, la administración del medicamento simultáneamente con la quimio, en dosis con alta concentración sin ninguna restricción; pero es preferible suspender las terapias químicas para continuar con lo natural. Si el cáncer de mamas entra a la etapa Terminal y hace metástasis, entonces las complicaciones son extremas, con dolores fuertes, especialmente en la zona pectoral y pulmonar, causándole a la paciente una incomodidad total, no pudiendo recostarse ni para descansar, menos para dormir, en estas condiciones la administración del medicamento es en dosis fuertes y con mucha mayor frecuencia en el tiempo, si hay resistencia en el control total de la enfermedad pero se logra su focalización, ósea el mal se reduce a un solo lugar, se recomienda extirpar la  zona o los tejidos donde está localizado el mal y lograr el éxito en la curación. En este caso el tratamiento es mínimo de 180 días, pudiendo prolongarse hasta 1 año, teniendo en cuenta una dieta alimenticia muy especial y la continuidad del tratamiento con intervalos de 6 meses por periodos de 30 días durante 2 años.