Este tipo de neoplasia se genera por la alteración en la estructura molecular de las células epiteliales de la piel, generalmente por causa de la exposición frecuente a los rayos del sol; dando lugar a la aparición de infecciones leves, haciéndose después crónicas y que posteriormente se convertirán en degenerativas si es que no se hace tratamiento eficaz oportunamente.

 Cáncer a la pie

                  Cuando el cáncer se presenta en su etapa inicial el tratamiento con la planta de la vida es en dosis normales tanto el líquido como la cápsula, reforzando a su vez con el ungüento foliar mediante frotaciones, luego del lavado con el agua de las hojas en infusión. En esta etapa el tratamiento es de 60 días, con un reforzamiento de 30 días más para asegurar el restablecimiento total de enfermo.

Cuando ingresa a una etapa más severa y hay presencia de heridas y tumores en diferentes partes del cuerpo, el tratamiento con el liquido o la cápsula más el ungüento foliar, es con dosis en concentraciones más altas y con mayor frecuencia en el tiempo, siendo el tratamiento en este caso de 180 días, si en este lapso aún la enfermedad persiste, pero si se ha logrado su focalización, se recomienda extirpar la zona del tejido donde se encuentra focalizada la enfermedad y lograr el éxito total en el tratamiento, recomendándose siempre tomar medidas de precaución, administrándose el medicamento por 30 días en intervalos de 6 meses durante 2 años; es necesario recordar que en este caso como en todos los demás, debe seguirse una dieta alimenticia rígida y muy especial y cuidando siempre el nivel de la hemoglobina con transfusiones sanguíneas o con aplicaciones de terapias naturales especiales.