Este tipo de cáncer se inicia con la inflamación de la glándula prostática, causando algunas dificultades de micción y pequeños dolores, que se controla muchas veces con algunas drogas sintéticas o naturales, calmando los malestares y generalmente cuando esto sucede el enfermo se despreocupa, hasta cuando vuelve a sentir de nuevo los malestares, y así continúa con calmantes hasta que la infección se hace crónica y luego degenerativa.

 

Esta neoplasia en un principio no causa mucho malestar; el problema de la micción es superable con algunos antibióticos, baja un poco la inflamación por algunos días, luego siguen los malestares, pero en este estado una extirpación total de la glándula prostática puede resolver el problema; si esta operación no se hace, la alternativa principal es el tratamiento con la planta de la vida que dura 90 días, en este tiempo la enfermedad estará controlada, recomendándose reforzar la curación administrando el medicamento 30 días más, para asegurar el éxito en el tratamiento.

Cancelar de la prostata

Si el cáncer está en etapa Terminal y hay complicaciones de los riñones, el tratamiento es de 180 días, administrándose el medicamento en mayor concentración y con mayor frecuencia en el tiempo, acompañado con una dieta alimenticia muy especial y siempre cuidando el nivel normal de la hemoglobina ya sea mediante transfusión sanguínea o mediante prácticas terapéuticas naturales muy especiales.

 

Finalmente el tratamiento para los demás tipos de cáncer tiene similar atención, 2 años más en intervalos de 6 meses sólo por 30 días, luego de que el paciente se haya recuperado, que puedo ser en 90 días, 180 días o más; y también no descuidándose de su dieta alimenticia especial y el nivel de la hemoglobina en todos los casos y tomar bastante agua.